Actualidad

Los FAP gallegos aplauden las INFOGRAFÍAS de Santiago!!

Practicas seguras, uno de los programas con mayor repercusión y efectividad en la mejora de la seguridad del paciente, un programa implantado y liderado por FAP que de forma sencilla y original se extiende a prescriptores de hospital y de atención primaria.

Este pasado congreso hemos escuchado a Rosana, con la ya acostumbrada claridad de exposición, presentar un trabajo “muy original” en el que la acompañaban Mar Ferro y Agustín Pía, se nos ha quedado corto y queremos saber más…

 

Rosana, veo en el origen de las prácticas seguras tu mano al lado de la de Silvia Reboredo, 15 ítems que con su simpleza y alta prevalencia han conseguido llegar a la diana de pacientes con prescripciones de riesgo ¿puedes contarnos como nace y se desarrolla la idea?

Efectivamente, el programa de pácticas seguras con medicamentos de uso crónico nace en la Subdirección de Farmacia y Productos Sanitarios, en el contexto de un grupo multidisciplinar coordinado y liderado por Silvia Reboredo con el objetivo de optimizar el Programa de atención al paciente crónico y polimedicado. Además de Silvia y yo, otras FAP contribuyeron con su trabajo a darle forma a este proyecto: Carolina González-Criado, Subdirectora de Farmacia en aquel momento, Carmen Casal ó Isabel Sastre Gervás.

Vaya poderío de equipo!!

Basándonos en la experiencia de haber participado en revisiones clínicas de medicación desde el año 2011 y siendo conscientes de que determinadas interacciones farmacológicas o duraciones inadecuadas de tratamientos son comunes en muchos pacientes, se decidió identificar una relación de ítems o criterios de seguridad como situaciones a evitar o revisar en algunos grupos terapéuticos de consumo habitual en AP y con probabilidad elevada de causar daños graves, es el caso de AINE, opioides, bifosfonatos ó antitrombóticos.

Paralelamente se trabajó en el desarrollo de herramientas informáticas que permitiesen identificar y seleccionar los pacientes que reciben tratamiento con los criterios de seguridad definidos.

Para la difusión del Programa se elaboraron dos Boletínes de información terapéutica del Servicio Gallego de Salud, se impartieron cursos de formación sobre los criterios de seguridad dirigidos a farmacéuticos, médicos y enfermería, como parte del plan estratégico de formación del Servizo Galego de Saúde, y los FAP impartimos sesiones en los Centros de salud de nuestra zona de influencia.

Nuestra satisfacción fue mayúscula al percibir que nuestros médicos agradecían disponer de esta información para poder identificar pacientes con alto riesgo de sufrir eventos adversos evitables y actuar en consecuencia. Confiamos en que a medida que avancemos en la implantación del Programa de Prácticas seguras con medicamentos en uso crónico, estamos aumentando la formación de nuestros profesionales sobre los criterios de seguridad definidos y esto nos permite trabajar de manera proactiva en el uso seguro del medicamento.

Mar, la idea de transmitir esos recordatorios en la historia en forma de infografías, aprovecho para daros las gracias por compartirlas con nosotros ¿cómo se crean y qué apoyos se necesitan para que estén ahí, al encender el ordenador para todos los prescriptores de gerencia?

La idea surge en la Unidad de farmacia y continuidad asisntecial (UFACOA)

Con motivo del inicio de programa de practicas seguras en esta unidad hablamos de como podemos contribuir al desarrollo satisfactorio del programa y que tanto especializada como primaria vayamos en la misma dirección. Se eligen los ítems mas prevalentes e importantes y se distribuye la realización de cada infografía entre 2 FAP (5 ítems) . Una vez hecha la revisión bibliográfica por los FAP, se envía al hospital un esqueleto de infografía acorde a la revisión efectuada, donde los FH contactan con los servicios hospitalarios y se consensúan las inforgrafías con los servicios correspondientes (por ejemplo bisfosfonatos con reumatología y traumatología), ademas de darle forma “estética”.

Una vez realizadas estas infografías , se pide permiso a servicios centrales para que salgan en el PC de primaria al encender (la autorización para primaria proviene de servicios centrales). También en los PC del hospital (ahí la autorización procede del propio hospital) de manera que todos los facultativos del área tengan el mismo mensaje.

UFACOA: grupo de trabajo formado por 10 FAP, 3 FH, 1 directivo de la EOXI y el servicio de informática y admisión. El objetivo de este grupo de trabajo es conseguir tratamientos mas seguros para nuestros pacientes: definimos medicamentos o grupos objeto de seguimiento y revisión, detección anticipada de potenciales PRM, coordinación entre distintos profesionales y niveles asistenciales. Se consensúan las intervenciones a realizar en reuniones periódicas (cada 15 dias)

Nos consta que la información de las infografías no ha pasado desapercibida para los especialistas de nuestro hospital, siendo utilizada en algunos casos en presentaciones impartidas por ellos mismos. Nos agrada ver también la difusión que están teniendo en Twitter o el interés que han suscitado en nuestro XXIV Congreso SEFAP.

Agustín, asociado a las prácticas seguras vemos un indicador “% de pacientes del cupo con potenciales problemas de seguridad”, esto “a ojo”, lo que significa que hay que medirlo, con una variabilidad entre prescriptores desde <1% a >10%, resulta ser un indicador global de calidad de prescripción no asociado a gasto ¿puedes hacernos una valoración de los resultados presentados y de la respuesta de prescriptores?

Este indicador refleja el % de pacientes de cada cupo que presenta alguno de los 15 criterios del programa de prácticas seguras en pacientes crónicos. Es un indicador de calidad relacionado con la seguridad. Los resultados del programa son el reflejo de la aceptación por parte de los médicos responsables de cada cupo, el farmacéutico de atención primaria emite una recomendación pero son ellos los que finalmente actúan sobre las prescripciones consideradas como “no seguras”, realizando la corrección que proceda, suspensión, reducción de dosis, etc. La reducción de problemas relacionados con la medicación en el contexto de este programa y para el área de Santiago fue del 40% para el conjunto de los 15 ítems contenidos en el programa.

Las prácticas seguras facilitan la captación de prescripciones inapropiadas y priorizan los pacientes que precisan revisión global del tratamiento, Silvia, puedes darnos una idea de la repercusión de este planteamiento de captación frente al uso de número de fármacos como único criterios de polimedicación.

Esta nueva población diana, que tiene en cuenta criterios cualitativos para identificar la polimedicación, ha tenido en primer lugar, un impacto importante en la propia imagen del programa pues ha hecho saber, ver o entender, que el objetivo de un programa de revisión de la medicación de pacientes polimedicados (que lleva implantado desde el año 2010), es mejorar la seguridad de paciente; en segundo lugar, ha conseguido implicar al médico, el cual de motu propio o con la ayuda del farmacéutico, ha conseguido reducir el porcentaje de pacientes en riesgo de tener problemas de seguridad en sus pacientes.

Efectivamente este ha sido uno de los indicadores que han formado parte de los acuerdos de gestión del año 2019, el cual, estableciendo stándares de calidad, permite valorar positivamente tanto a médicos que ya tienen el máximo propuesto de pacientes con potenciales problemas de seguridad, como aquellos que reducen sus porcentajes a lo largo de todo el año.

Asimismo, este nuevo planteamiento nos permite a los farmacéuticos, establecer tanto estrategias individuales de intervención centrados en el paciente, con propuestas individualizadas tras un revisión integral de la medicación, como estrategias poblacionales a distintos niveles (médico, centro de atención primicia o área sanitaria), en función da prevalencia de los criterios identificados.

Precisamente este es el planteamiento de las infografías presentadas por Rosana, actuar y formar sobre los criterios que identifican pacientes en riesgo de tener problemas de seguridad, no solo a los profesionales de atención primaria, sino también a los de atención hospitalaria, en función del volumen de pacientes potenciales en riesgo detectados en el área sanitaria de Santiago. Práctica que otras áreas sanitarias están considerando implantar. Asimismo, áreas sanitarias como la de Lugo, también han sido conscientes de la necesidad de implantar este programa en la atención hospitalaria, organizando sesiones formativas por parejas farmacéutico -médico de atención primaria en los servicios hospitalarios mas directamente relacionados con el origen de los criterios.

Por último este enfoque permite a la Subdirección Xeral de Farmacia, establecer estrategias de mejora de la seguridad de los pacientes, alineadas con las estrategias nacionales o incluso mundiales, como la mejora del uso de medicamentos de alto riesgo de uso crónico (lista MARC), o las practicas seguras con medicamentos opioides, etc… y priorizar los recursos sobre los pacientes con mas riesgo, dada la prevalencia de polimedicación que existe en la población gallega, envejecida y pluripatológica, en porcentajes muy elevados.

Aprovecho la ocasión para dar la enhorabuena a los premiados por sus trabajos durante este XXIV Congreso SEFAP, a los Comité científico y organizador, a Rocío Fdez Urrusuno y Raquel Prieto que no dejan de impresionarnos con su dedicación y trabajo y, a título personal a los compañeros que en nuestra quiniela particular partían como favoritos, R. Aguilera, Luisa Alonso y a Mireia Massot por la calidad de sus trabajos

Fdo: Mercedes Pereira

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com